12 de marzo de 2011

PUNTO FINAL

Termino aquí este blog. Estoy en deuda con todos los lectores, seguidores y quienes escribís comentarios; y extremadamente agradecido a José Ignacio Nájera. Gracias a todos. Considero acabada la etapa que inicié en agosto de 2008 a propósito de un sitio web dedicado a Cioran. Hace tiempo que ya no releo su obra, solo a comentadores de la misma y a críticos. Además no deja de ser paradójico tramitar diligencias sobre este pensador particularmente sui géneris. ¿A qué ampliar los conocimientos sobre el personaje? Vale leerlo. Vale.
Como escribió Cioran:
«Una obra está acabada cuando no puede ya ser mejorada, aunque se la sepa insuficiente e incompleta. Se está tan exageradamente fatigado de ella que ya no se tiene el valor de añadirle ni una sola coma, aunque fuese indispensable. Lo que decide el grado de acabado de una obra no es en absoluto ninguna exigencia del arte o de la verdad, es la fatiga y, aún más, el asco». 
Guillermo da Costa