22 de noviembre de 2009

«Un libro que, después de haberlo demolido todo, no se destruye a sí mismo nos habrá exasperado en vano».

Silogismos de la amargura
E. M. Cioran
.

1 comentario:

gadareno dijo...

Excelente trabajo, os felicito: ya hacía falta algo así del drácula de Transilvania.